• NUDO
  • Posts
  • Menos será más🔥

Menos será más🔥

Esperamos la cosecha NUDO DE VERANO #1

Ayer lo quemamos. En la hoguera verbenera.

¿Jugasteis con fuego en tu tribu anoche? En la mía sí.

En la ciudad marítima que me acoge las tradiciones son lo más: no faltan hogueras exageradas y algarabías festivas.

Hace unos años que lo he convertido en rito: sentir la abrumadora sensación de peligro al ponerme tan cerca del fuego. La cara, los ojos, parece que me arden… qué espanto. Qué viva. Me planto delante de la hoguera, lo más cerca que puedo. Y me impresiona siempre lo atávico y magnético que es el fuego a lo grande. Terrorífico.

PARA TIRARLO. A la hoguera.

Cada año. Física y conceptualmente.

Lo que me sobra y no me aporta, a la hoguera.

Lo que me resta y no me eleva, a la hoguera.

A veces hago una listita y arrojo el papel, heroica.

Menos. Más ligera. Mejor.

Menos es más.

Saludo desde aquí a los valientes que se han adentrado conmigo en la exploración del proof of concept de mis nuevos programas de autodesarrollo —y que muy pronto os presentaré a todos ;) Porque esto les habrá sonado, ya que empezamos por hacer sitio, dejarnos espacio, liberarnos de pesos muertos...

Un rito de supervivencia de tu salud mental que se sublima la noche del 23 o la que tu quieras. Trastos que entorpecen tu pensamiento: al fuego.

Shhhh… Tranqui, que hoy no hablaré de not-to-dos lists ni de nada de eso. Sólo celebremos el inicio de este ciclo de la vida, el festival del continuo giro. Chin chin. ¿Estamos o no de viaje alrededor de las galaxias?

Para este viaje, que se prevé caluroso: alforjas ligeras. Lo esencial. ¿Bermudas y gazpacho?

NUDO seguirá llegando cada lunes, my Dearest gentle reader. Aunque será… cómo decirlo: De verano. ¡Abrimos temporada!

Se vestirá menos, (se) aflojará un poco lo que aprieta y (se) relajará más. Te invitamos a rebajar la etiqueta.

Si el verano es el señor feudal de estas tierras toca rendirle homenajes los que quiera y pagarle tributos los que pida.

Pero a cambio: esperamos la cosecha.

Cada uno a nuestro tiempo tomaremos ese descanso extremo que ansiamos, la recuperación forzosa, lo que llaman vacaciones —pronto, sí, no queda mucho ya, venga, ánimo🌅

Y revivirnos, renovados, a finales de agosto será nuestra cosecha. De energías.

Para este viaje que se prevé caluroso: Lo esencial. Bermudas, gazpacho y música ligera. ¿Te hace mi playlist veraniega?